prueba


Capacitación a profesores "curso de visión e implementación"


Una vez más, nos reunimos aquí, en esta querida Institución, para dar comienzo a otro ciclo escolar. Parecería que no nos fuimos, y es que la labor del educador es un ciclo que no termina, sino que se renueva, se refresca, continúa, es una espiral sin fin.

El mundo actual nos demanda no flaquear ante los retos que nuestra profesión exige. Estos son tiempos que ofrecen grandes aprendizajes si estamos dispuestos a asumirlos y a aceptar los desafíos que nos imponen. Porque como educadores, jamás debemos dejar de aprender.

Así lo hemos hecho durante la últimas dos semanas, comenzando con dos capacitaciones del modelo Leader in me, que será implementado en el Colegio a partir de este ciclo escolar.

El curso fue impartido por la consultora Ana María Mendoza, de la empresa Franklin Covey. En el curso de visión, participaron todos los integrantes de la comunidad escolar, porque la meta es que cada uno entienda y haga suya esta cultura organizacional.
El curso de implementación estuvo dirigido a los docentes, que a partir de ahora integrarán este modelo a la enseñanza de sus alumnos.

La excelencia, como lo plantea The leader in me, es un viaje, no un destino final. La excelencia no sucede de la noche a la mañana. Crear una cultura de liderazgo y realizar las metas de la escuela toma tiempo, a veces, varios años. Es un proceso que debe ser nutrido por todos nosotros.

Este modelo será un eje que tocará todas las actividades y quehaceres de la escuela. Es un cambio de paradigma, es encontrar en cada uno la valía y el potencial interno, para desarrollarlo al máximo.
Una vez más, nos reunimos aquí, en esta querida Institución, para dar comienzo a otro ciclo escolar. Parecería que no nos fuimos, y es que la labor del educador es un ciclo que no termina, sino que se renueva, se refresca, continúa, es una espiral sin fin.

El mundo actual nos demanda no flaquear ante los retos que nuestra profesión exige. Estos son tiempos que ofrecen grandes aprendizajes si estamos dispuestos a asumirlos y a aceptar los desafíos que nos imponen. Porque como educadores, jamás debemos dejar de aprender.

Así lo hemos hecho durante la últimas dos semanas, comenzando con dos capacitaciones del modelo Leader in me, que será implementado en el Colegio a partir de este ciclo escolar.

El curso fue impartido por la consultora Ana María Mendoza, de la empresa Franklin Covey. En el curso de visión, participaron todos los integrantes de la comunidad escolar, porque la meta es que cada uno entienda y haga suya esta cultura organizacional.
El curso de implementación estuvo dirigido a los docentes, que a partir de ahora integrarán este modelo a la enseñanza de sus alumnos.

La excelencia, como lo plantea The leader in me, es un viaje, no un destino final. La excelencia no sucede de la noche a la mañana. Crear una cultura de liderazgo y realizar las metas de la escuela toma tiempo, a veces, varios años. Es un proceso que debe ser nutrido por todos nosotros.

Este modelo será un eje que tocará todas las actividades y quehaceres de la escuela. Es un cambio de paradigma, es encontrar en cada uno la valía y el potencial interno, para desarrollarlo al máximo.
Una vez más, nos reunimos aquí, en esta querida Institución, para dar comienzo a otro ciclo escolar. Parecería que no nos fuimos, y es que la labor del educador es un ciclo que no termina, sino que se renueva, se refresca, continúa, es una espiral sin fin.

El mundo actual nos demanda no flaquear ante los retos que nuestra profesión exige. Estos son tiempos que ofrecen grandes aprendizajes si estamos dispuestos a asumirlos y a aceptar los desafíos que nos imponen. Porque como educadores, jamás debemos dejar de aprender.

Así lo hemos hecho durante la últimas dos semanas, comenzando con dos capacitaciones del modelo Leader in me, que será implementado en el Colegio a partir de este ciclo escolar.

El curso fue impartido por la consultora Ana María Mendoza, de la empresa Franklin Covey. En el curso de visión, participaron todos los integrantes de la comunidad escolar, porque la meta es que cada uno entienda y haga suya esta cultura organizacional.
El curso de implementación estuvo dirigido a los docentes, que a partir de ahora integrarán este modelo a la enseñanza de sus alumnos.

La excelencia, como lo plantea The leader in me, es un viaje, no un destino final. La excelencia no sucede de la noche a la mañana. Crear una cultura de liderazgo y realizar las metas de la escuela toma tiempo, a veces, varios años. Es un proceso que debe ser nutrido por todos nosotros.

Este modelo será un eje que tocará todas las actividades y quehaceres de la escuela. Es un cambio de paradigma, es encontrar en cada uno la valía y el potencial interno, para desarrollarlo al máximo.









Aportando a la Educación

The Leader in Me tiene un modelo de ejecución exitoso, probado durante muchos años en más de 2,000 instituciones educativas tanto públicas como privadas en todo el mundo, con diferentes culturas, tamaños, religiones y entornos socioeconómicos. Es un proceso, un camino, una forma de vida.